Implantación de un ERP: Caso “Gastón y Daniela”

En 1998, Vicente Bosque, Consejero Delegado de Gastón y Daniela, empresa comercializadora de telas de decoración, se planteaba la implantación de un ERP en la compañía. El jefe de sistemas, a quien Bosque había contratado meses después de tomar posesión del cargo, expresaba lo siguiente “El sistema informático parece un reino de taifas, es difícilmente escalable, no está orientado al cliente y representa un peligro para la expansión de la compañía”…

Esta es una situación frecuente en “empresas familiares” que han adquirido un volumen de negocio y una estructura de un tamaño considerable. En estos casos, la compañía requiere un cambio en la operativa y en la metodología con la cual trabaja, si quiere lograr un crecimiento sostenible de la organización. Este cambio debe ir acompañado de las herramientas, recursos y mecanismos de control que permitan dar el salto de una pequeña empresa a una corporación de importancia elevada.

Es necesario entender que los ERPs no son versiones nuevas de los softwares con los que están acostumbrados a trabajar este tipo de empresa, sino más bien, sistemas de información que integran y manejan muchos de los negocios asociados con las operaciones de producción y distribución de una compañía.

En años anteriores la empresa “Gastón y Daniela” había intentado actualizar las versiones de sus aplicaciones informáticas y había invertidos en equipos y servidores. Sin embargo, estos sistemas no estabán integrados, generando diversos problemas, como por ejemplo la captura redundante de datos en múltiples lugares y para usos parecidos, la redundancia de tareas, pero sobre todo, graves descuadres en la situación de los stocks, incluso de 1 ó 2 días y la ausencia de información fiable.

Era imposible continuar con esta situación y por ello la opción de la implantación del ERP fue aceptada, a pesar de la inversión requerida y que resulta bastante elevada para una PyME.

En esta implantación, se tomaron decisiones que fueron muy acertadas. Por un lado, se formó un comité informático para gestionar el cambio. Este comité estaba compuesto por el Consejero Delegado y los Directores de Departamento. La primer tarea del comité fue analizar las necesidades y la viabilidad del proyecto ERP y a continuación solicitar propuestas a proveedores.

Fue elegido un único proveedor para todos los módulos que implantaron y esto permitió contar con los mejores ratios de calidad-personalización-precio en función de las peculiares características de “Gastón y Daniela”. Además, se incorporó una estructura más fuerte en logística, concepto clave en la gestión interna de Gastón y Daniela.

Después de determinar la parte técnica del proyecto y elegir al proveedor, se procedió a formar los equipos humanos que lanzarían el proyecto ERP.

Sin embargo, también fueron cometidos algunos errores durante esta implantación. Uno de los errores más importantes fue el no considerar la necesidad de formación en detalle de los módulos que se incluyeron en el ERP a los usuarios finales. Al mismo tiempo, se optó por una personalización relativamente excesiva, bajo mi punto de vista, con los problemas que esto acarrea.

Por otro lado, se eligió un tipo de arranque con una implantación mixta, lo cual ayuda a aminorar el trauma generado por el cambio de un sistema a otro. El error en este caso fue prolongar más de lo debido el funcionamiento del sistema antiguo simultáneamente durante varios meses. Esto ocasionó una duplicidad de sistemas y un mayor estrés para el departamento informático. Además, fue duplicada mucha de la información y en ocasiones no coincidía un sistema con otro, generando problemas importantes a la hora de utilizar dicha información.

Es importante aprender de las experiencias del pasado para futuras implantaciones de este tipo, ya que suelen presentarse en varias situaciones. Del mismo modo, es importante aprender de lo que esta compañía ha hecho bien de modo a tomarlo como buenas prácticas.

Anuncios

¿Cuál es el verdadero valor de Facebook?

Las acciones de Facebook, lanzadas al mercado a 38$, han presentado una bajada del 9,6% diario, mientras que el Nasdaq 100 ha protagonizado una subida del 1,3% en el mismo periodo. El volumen de acciones del OPV fue inusualmente elevado. Para dar una idea si se comparan con el número total de acciones negociadas por General Motors desde su OPV en 2010 vemos que el volumen total de las acciones de Facebook es tres veces mayor. En el caso del OPV de Groupon en el año pasado, el volumen de Facebook es diez veces mayor. En este sentido, un grupo de inversores ha decido entablar un procedimiento legal en contra de Facebook, alegándo que la compañía ha dado información falsa antes de su OPV.

La volatilidad en las expectativas sobre las acciones de Facebook podrían estar reflejando dos aspectos; por un lado, la incertidumbre existente en la economía global, y por otro, el verdadero valor de esta red social (fuente). En este último punto quiero centrar la reflexión.

El valor de Facebook crece, conforme más personas lo utilizan, ya que en esto se basa el aporte que las “redes sociales” dan a sus usuarios. Este mismo valor, es el que perciben las compañías cuando deciden invertir en publicidad a través de Facebook. Actualmente éste es el principal ingreso de la compañía y su ventaja competitiva frente a otros medios se basa en una gran capacidad de dirigir la publicidad a segmentos y nichos de mercado bien diferenciados, con características específicas que los convierte en público objetivo de los anunciantes.

Llegado a este punto podríamos plantearnos las siguientes cuestiones. Por un lado, es realmente efectiva la publicidad realizada en Facebook? Cuantos de nosotros realmente hacemos clic en los anuncios que vemos cuando utilizamos Facebook? Después de la gran revolución inicial generada por Facebook, muchos anunciantes comienzan a plantearse estas mismas interrogantes. Algunos de ellos, como General Motors, han hecho pública su decisión de no contar en el futuro con este tipo de publicidad.

Como segundo punto importante a la hora de determinar el valor real de Facebook podemos plantearnos si el éxito conseguido hasta el momento es sostenible en el tiempo. La historia de la tecnología nos ha mostrado, por medio de diversos ejemplos, que los éxitos en el sector no suelen durar para siempre. Teniendo en cuenta este hecho, la siguiente pregunta sería, cuanto durará el éxito de Facebook?

Si bien Facebook tiene la enorme ventaja de contar con más de 900 millones de usuarios, lo que representa una fuerte barrera de entrada para sus posibles competidores, es de esperar que gigantes como Google puedan hacerle tambalear.

Algunos analistas como Lou Kerner de Social Internet Fund, cree que las acciones de Facebook deberían ser comercializadas a 40$, basándose en la gran cantidad de usuarios con los que cuenta. Otros analistas como Sam Hamadeh de PrivCo, empresa de investigación financiera, cree que las acciones de Facebook deberían estar cerca de los 25$, ya que este modelo de negocio se encuentran todavía en desarrollo y no está del todo probado (fuente). Como estas dos, existen diversas creencias y afirmaciones sobre el cuál es el verdadero valor de Facebook; pero lo que está claro es que durante las dos primeras semanas de cotización, el mercado no ha reaccionado de manera favorable. Tendremos que seguir con atención la evolución y el comportamiento de mercado, con todos sus actores, para responder a estas cuestiones.